Prensa de flores

prensa de flores
lore prensta
Prensa para flores artesanal
Prensa para flores de madera palopalu
Prensa flores artesanal madera
prensa de flores
lore prensta
Prensa para flores artesanal
Prensa para flores de madera palopalu
Prensa flores artesanal madera

Prensa de flores

29

El prensado de flores y hojas es una actividad que nos pone en contacto con la naturaleza, explorando nuestro entorno, despertando nuestro interés por los diferentes tipos de plantas y aprendiendo su belleza y evolución. Un material que estimula, nos enseña a valorar la naturaleza y nos motiva a realizar actividades al aire libre y entornos naturales.

En el caso de los peques, ayuda a comprender conceptos científicos aprendiendo a clasificar las diferentes especies recolectadas, prensando y conservando flores y hojas con las que podrá crear su propio herbolario. Para los adultos, una herramienta perfecta para crear tus propios diseños y objetos de decoración con inspiración natural.

Un material ideal para desarrollar la capacidad de atención, observación y la calma.

Puedes elegir la versión en euskera o en castellano.

Recomendado a partir de 3 años

  Clear selection

Descripción

Esta prensa de flores está hecha en madera con un sistema de cierre a base de palomillas.

Dimensiones: 17 x 17 c. Alto prensa: 7,5 cm

Contiene varias capas de cartón de canal y papel secante de gran calidad para facilitar el proceso de secado. Si quieres añadir más capas puedes fabricarlas tu misma reutilizando papel de periódico, perfecto también por su gran poder absorvente.

LOS PASOS PARA UTILIZAR LA PRENSA SON MUY SENCILLOS:

  • Coloca las flores entre las diferentes capas de papel y cartón. Cierra la prensa apretando las palomillas y asegurándote de que la presión es uniforme.

El tiempo de secado de cada flor será variable, por eso no hay un tiempo de secado fijo, pero sí es recomendable mantenerlas entre 2 y 3 semanas como mínimo sin abrir la prensa.

  • Una vez las flores estén secas,  puedes abrir la prensa y sacar las plantas con cuidado. Ayúdate de unas pinzas si es necesario.
  • Deja el papel secante que se seque al aire completamente antes de volver a usarlo.