Rompecabezas

Rompecabezas

Rompecabezas

Rompecabezas

  • Juego Diversidad

    38
    • Hecho a mano.
    • A partir de 2 años.
    • Material: Madera sin barnizar.
    • Pintura al agua no tóxica. Conforme a ASTM D-4236.
    • 12 piezas con una ilustración diferente en cada lado con las que poder formar hasta 144 combinaciones distintas
    • Con bolsa de algodón reutilizable

     

    En Palopalú queremos apostar  por juguetes que ayuden a los niños a ser mejores personas y ciudadanos, por ello creamos diseños como el juego intercambiable de diversidad.  Se trata de un conjunto de 12 coloridas piezas  intercambiables de madera con divertidas ilustraciones con las que crear todo tipo de personajes y abordar el concepto de las diferencias entre seres humanos  apostando por una educación inclusiva.

    ¡En este juego no hay reglas ni instrucciones! Porque con él, además de desarrollar sus capacidades motrices encajando las piezas, podrán construir numerosos pequeños personajes e inventar un montón de historias. Por ello, es estupendo para combinar con otros materiales didácticos y juegos de construcción creando minimundos.

    Por otro lado, se trata de un juguete totalmente seguro ya que está creado con madera natural sin barnices y utilizando pinturas de base al agua sin tóxicos de ningún tipo.  Y por ello, se convierte en un juguete ecológico y biodegradable.

    Por estas razones se convierte en un juego perfecto para divertir y usar como recurso para educar en valores aprendiendo a ser tolerantes y el respeto por la diferencia.

  • Rompecabezas caras

    28
    • Hecho a mano.
    • Pintura no tóxica. Conforme a ASTM D-4236.
    • Medidas: 15cm x 15cm x 4cm.
    • Con bolsa de algodón reutilizable
    • Recomendado partir de 18 meses

    Un precioso juguete que divertirá y ayudará a trabajar la sociabilidad, identificando expresiones y vinculándolas con emociones.

    Se trata de un rompecabezas compuesto por cuatro piezas, realizado a mano en madera con un agradable tacto. El niño podrá construir divertidas caras.  Se puede introducir desde el primer año para comenzar a fomentar el lenguaje y aprender nuevo vocabulario sobre las partes del cuerpo.

    Su sencillo diseño y la simplicidad de sus ilustraciones estimularán la creatividad y la imaginación del pequeño.

    Por otra parte, estimula la habilidad óculo-manual, ejercitando la memoria visual y la motricidad fina Por medio de la exploración y manipulación de las piezas, el niño puede desarrollar y mejorar el uso de sus dedos tanto para coger como para  colocar las piezas correctamente.

Ver más

No hay más productos